Buscar

Seguridad: el principio básico.

El concepto integral de seguridad de Mercedes-Benz divide la seguridad vial en cuatro fases.

Fase 1: conducción segura.

Fase 2: ante un peligro.

Fase 3: en caso de accidente.

Fase 4: tras un accidente.

A fin de reducir los daños derivados de un siniestro y facilitar la evacuación de las personas afectadas, pueden entrar en acción diversas medidas en función del tipo de accidente y la gravedad de la colisión registrados por el sistema:

  • Llamativo alumbrado: los intermitentes de advertencia y el alumbrado interior de emergencia se pueden encender automáticamente para evitar posteriores accidentes y facilitar la búsqueda del vehículo accidentado.
  • Ventilación automática: las ventanillas bajan automáticamente si se activan los airbags.
  • Máxima protección posible: Puede desconectarse automáticamente el motor y puede interrumpirse la alimentación de combustible.
  • Mejores opciones de rescate: Se han previsto juntas de seccionamiento entre los guardabarros y las puertas que facilitan su apertura en caso de choque frontal.
  • Apertura sencilla: tras un accidente, las puertas pueden desbloquearse automáticamente, con lo que se facilita su apertura a los ocupantes o los servicios de rescate.
  • Línea de asistencia: si se produce un accidente o si el vehículo sufre una avería, es posible establecer automáticamente la comunicación con una central de asistencia mediante el sistema de llamada de emergencia Mercedes-Benz (en combinación con un teléfono móvil acoplado).
  • Tras un accidente cada segundo cuenta para el rescate de los ocupantes del vehículo. Partiendo de esta premisa y mediante una innovación pequeña pero eficaz, Daimler ha dado con una fórmula para poner con rapidez a disposición de los equipos de salvamento detalles constructivos específicos del vehículo en el mismo lugar del accidente. Los rótulos adhesivos con el código QR se colocan en la tapa del depósito de combustible y en el montante central del lado opuesto del vehículo. Estos rótulos adhesivos pueden reequiparse de forma sencilla y se colocan de serie en todos los vehículos nuevos. Si es necesario intervenir después de un accidente, los cuerpos de salvamento pueden escanear el código QR utilizando un smartphone o una tableta y tienen acceso rápido y fiable a la ficha correspondiente del vehículo, que facilita las tareas de rescate.[1]

[1] Requisito: se precisa una conexión a Internet.

SL

Fascinación

Todos los hechos

Asesoramiento y compra