La emoción ha vuelto.

La Clase C Cabrio.

Conducción a cielo abierto.

Abra la capota de lona automática y sienta un placer de conducción sin límites.Se abre una tapa por detrás de los asientos traseros, las ventanillas laterales descienden sin ruido y la capota de lona negra del cabrio se pliega suavemente.Al cabo de unos 20 segundos, la capota desaparece completamente en el alojamiento situado debajo de la tapa. El proceso funciona también durante la marcha, hasta una velocidad de 50 km/h.

Diseño del vehículo.

Con la capota abierta se aprecia la perfecta armonía entre el diseño exterior e interior.

La parrilla de efecto diamante es una declaración de principios en favor de la diversión al volante. Las llamativas líneas sobre el capó apuntan claramente en una dirección: hacia delante. Hacia las grandes entradas de aire y los faros LED High Performance que culminan el diseño con un toque de aplomo. El interior invita a subir a bordo, respirar hondo y sentirse libre.

Llama inevitablemente la atención.

Todo está orientado hacia el conductor. La distribución de los instrumentos  compone una imagen perfecta y su manejo es totalmente intuitivo. El Head- up-Display opcional proyecta las informaciones más importantes en su campo  visual. En función del equipamiento puede tratarse de la velocidad, las limitaciones de velocidad o las instrucciones de navegación. La información  parece flotar por encima del capó, a unos dos metros de sus ojos.

Descargar catálogo

Para obtener más información acerca de la ClaseC Cabrio, descargue aquí su catálogo.