El CLS Coupé.

La fascinación del CLS. Formas luminosas. 

Atracción al cuadrado. 

Los coupés son, desde siempre, automóviles muy especiales. Pero los  ingenieros de Mercedes-Benz deseaban algo más: un coupé de cuatro puertas con unas plazas traseras realmente cómodas. El lanzamiento del CLS supuso el nacimiento de un icono del diseño, que sólo puede ser  superado por sí mismo. Con el cambio automático de nueve velocidades 9G-TRONIC, que brinda más eficiencia y mayor dinamismo (en algunos modelos). Con el sistema de luces MULTIBEAM LED disponible opcionalmente. Y líneas creadas para lograr una puesta en escena espléndida.

Cuidado que muerde.

Los LED poseen un gran valor para el futuro de la tecnología lumínica debido a su mayor potencia y a los raros cristales semiconductores. Con su ayuda, el rendimiento luminoso de los LED puede ser varias veces superior al de las bombillas clásicas. En el sistema de alumbrado MULTIBEAM LED, disponible opcionalmente, cada faro está equipado con 36 LED, de los cuales 24 pueden controlarse de forma individual. Además, una cámara instalada detrás del parabrisas observa la situación delante del vehículo. A partir de los datos recogidos, cuatro unidades de control calculan cien veces por segundo  el patrón de luz ideal y hacen que los diodos luminosos alumbren exactamente allí donde se necesita. 

En plena forma.

En el aeropuerto le dan la bienvenida a la sala VIP de business. En el tren se prepara tranquilamente para la próxima reunión mientras viaja a alta velocidad. Pero los mejores viajes los hace al volante de su CLS Coupé. El completo equipamiento de serie —que incluye una pantalla de 20,3 cm—, los selectos materiales y numerosas posibilidades de personalización, como los conceptos cromáticos designo para el interior, dan forma  a un lugar especial para momentos inolvidables.